Skip to main content
Electrolux | Help and Support

No sale hielo del dispensador.

Existen varias causas para este problema:

No hay suministro de agua.

Asegúrese de que el electrodoméstico esté conectado a la toma de agua. Deje tiempo para que la máquina de hielo lo fabrique. Cuando el hielo esté listo, el dispensador debería funcionar.

La temperatura del congelador es demasiado alta.

Ajuste el congelador a una temperatura inferior para que fabrique hielo rápidamente. Cuando el hielo esté listo, el dispensador debería funcionar de nuevo.

La puerta del dispensador de hielo ha estado abierta o bloqueada durante más de 4 o 5 minutos.

El motor está sobrecargado. La protección contra sobrecargas del motor tarda unos 3 minutos en restablecerse después de desbloquear la puerta, tras los cuales el hielo volverá a dispensarse.

El electrodoméstico ha estado apagado durante un tiempo.

El hielo puede haberse derretido y congelado alrededor de la barrena debido al uso poco frecuente de la máquina, las fluctuaciones de temperatura y/o los cortes eléctricos. Retire el recipiente de hielo, deje que el contenido se descongele y vacíe el recipiente. Limpie el recipiente y déjelo secar; a continuación, vuelva a introducirlo. Cuando el nuevo hielo esté listo, el dispensador debería funcionar.

El dispensador de hielo está bloqueado.

Los cubitos de hielo pueden quedar atrapados entre la máquina de hielo y la parte trasera del depósito, o congelarse juntos, bloqueando el dispensador. En este caso, el problema se soluciona retirando los cubitos de hielo que bloquean el dispensador.

Si el dispensador de agua es más lento de lo normal, puede que el cartucho del filtro para hielo y agua esté atascado o restringido. En este caso, el problema se soluciona cambiando los filtros.

Cambio de un filtro: presione el filtro de agua hasta que encaje en su lugar (debe escuchar dos chasquidos). El filtro debe quedar alineado con el electrodoméstico. Consulte la información detallada del manual de instrucciones o la guía del usuario correspondiente.

La máquina de hielo no produce suficiente hielo. 

La máquina de hielo puede producir entre 1,8 y 2,7 kg de hielo por día.

Si no es así, debe cambiar el cartucho del filtro de hielo y agua para solucionar el problema.

Cambio de un filtro: presione el filtro de agua hasta que encaje en su lugar (debe escuchar dos chasquidos). El filtro debe quedar alineado con el electrodoméstico. Consulte la información detallada del manual de instrucciones o la guía del usuario correspondiente.

La máquina de hielo no deja de producir hielo.

 La máquina de hielo se acciona mediante un contacto eléctrico. Es posible que haya artículos en el congelador que lo presionen. Desplace los artículos que puedan estar presionando el contacto y retire los cubitos de hielo que se hayan congelado juntos sobre el contacto.

La máquina de hielo no separa los cubitos de hielo. 

Esto puede suceder si no utiliza con frecuencia la función de cubitos de hielo. Extraiga el contenedor de hielo y agítelo para separar los cubitos y resolver el problema.

El hielo de la máquina de hielo huele mal o sabe mal. 

El sabor o el aroma de la comida guardada en el electrodoméstico pueden penetrar en el hielo. Asegúrese de que la comida esté bien cerrada; a continuación, tire el hielo y ponga la máquina a producir otro lote.

Si el problema persiste, quizá deba hacer una limpieza general del interior del electrodoméstico. Consulte los consejos de limpieza del artículo correspondiente de la guía del usuario.

  • Was this article helpful?